Spaghetti con chirlas a la montillana. Paso a paso.


Esta semana estamos de "ocupas" en casa de mis padres y esto es lo nos hizo mi madre de comer, qué jugosos y qué ricos!, las chirlas tenían un sabor estupendo, por cierto os pongo esto que he encontrado en cuanto a las propiedades nutritivas de las almejas, "contienen uno de los niveles más bajos de grasa de todos los mariscos, concretamente entre el 0,5 y el 2% de su composición, aportando además 47 calorías por cada 100 gramos de porción comestible.
Las vitaminas que están presentes en las almejas principalmente son la B3 o naicina y A. La primera favorece el aprovechamiento de los nutrientes energéticos en el organismo, a la vez que regula procesos como la formación de glóbulos rojos, producción de hormonas sexuales y síntesis de material genético. La vitamina A, dentro de las consideradas liposolubles, interviene en la generación y mantenimiento de mucosas, piel y sistema óseo.
Entre los minerales destaca la presencia de fósforo, cuadruplicando los niveles de hierro, magnesio o potasio. Este mineral se encuentra directamente relacionado con huesos y dientes, participando también en los sistemas nervioso y muscular."

Ingredientes
400 gr de spaghetti
3 cebolletas
4 o 5 dientes de ajo
Unos 600 gr de chirlas
1 vasito de vino de Montilla Moriles
1 bote de tomate frito "Mata"
aceite de oliva virgen extra
sal
Elaboración
Lavamos las chirlas, para ello las sumergimos en agua fría un rato y luego las frotamos unas contra otras bajo el grifo para quitarles la posible arena.
Cocemos la pasta en abundante agua con sal, siguiendo las indicaciones del fabricante.
En una sartén ponemos aceite y sofreímos los dientes de ajo y las cebolletas.
Agregamos las chirlas...
y el vino, dejamos cocinar a fuego medio....
hasta que se abran.
Escurrimos los spaghetti y los añadimos a las chirlas.
Removemos y agregamos el tomate.
Y servimos, espero que os gusten.

Gnochis de espinacas con salsa de hongos. Paso a paso

Por fin me anime a hacer gnochis, con lo que me gustan aún no los había hecho, dan un poco de trabajo pero luego están tan buenos que merece la pena, aunque la próxima vez prepararé los normales de patata a ver si la forma me queda mejor que estos...
Ingredientes
120 gr de puré de patatas deshidratado
500 ml de leche
200 gr de espinacas frescas
50 gr de aceite de oliva virgen extra
100 gr de harina
2 huevos grandes
1 paquete de setas variadas congeladas
2 dientes de ajo
500 ml de nata líquida para cocinar
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta rosa
Sal
Elaboración
Los ingredientes de los gnochis
Trituramos las espinacas con la leche...
así nos quedan. Lo ponemos al fuego y cuando rompa a hervir...
añadimos el puré de patatas y mezclamos, nos debe quedar espeso.
Añadimos el aceite y mezclamos.
Apartamos del fuego y dejamos templar.
Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos...
hacemos lo mismo con la harina...
y mezclamos.
Y metemos en el frigorífico para que la masa coja consistencia.
Cuando ha pasado un rato sacamos.
Espolvoreamos con harina la encimera y ponemos una cucharada de masa
un poco más de harina...
y formamos un cilindro fino que cortamos en porciones pequeñas.
Os aviso que la masa debe quedar muy suave, es bastante pegajosa.
Los cocemos en abundante agua con sal y aceite durante unos 2 o 3 minutos, conforme se hagan irán flotando.
Los sacamos y enfriamos en un bol con agua fría. Reservamos.
Por otro lado hacemos la salsa.
Ponemos en una sartén un poco de aceite y rehogamos el ajo picado.
Añadimos las setas y salteamos
hasta que estén.
Las ponemos en el vaso de la batidora junto con la nata, una pizca de sal y unos granos de pimienta rosa.
Trituramos y volvemos a poner en la sartén, cocinamos a fuego suave hasta obtener una salsa con cuerpo.
Si no queréis usar nata, se pueden triturar las setas con leche y luego espesar con un poco de maizena.
Escurrimos los gnochis, añadimos y cocemos unos 30 segundos.
Y sin que sirva de precedente os pongo la foto del plato que hizo Javier en clase la semana pasada, mis fotos del plato han salido regular, la foto si es mía que conste ;).

Magdalenas de nata. Paso a paso.

Uff una semana sin publicar nada...pero es que estoy un poco liada. Os pongo las famosas magdalenas de nata, al menos famosas para mi ya que he visto esta receta publicada en casi todos los blogs y webs de cocina, aún no las había hecho y desde que se las vi a Rosa ya no pude resistirme a hacerlas, están muy ricas pero me siguen gustando más estas y estas. Además mi marido me regaló el otro día estos moldes de silicona, una "directa" ya que vivo con el monstruo de las magdalenas.
Ingredientes
350 gr de harina
250 gr de azúcar
250 gr de aceite de oliva (la original es con girasol)
100 ml de nata
3 o 4 huevos, dependerá del tamaño
2 sobres dobles Tigre
Ralladura de un limón
Elaboración
Batimos los huevos con el azúcar
Añadimos la ralladura de limón y batimos un poco más.
Incorporamos el aceite y la nata y batimos.
Añadimos la harina mezclada con la levadura y mezclamos.
Terminamos de mezclar con una espátula.
Si tenéis Thermomix:
Poner la mariposa en las cuchillas y echar los huevos y el azúcar. Programar 7 Minutos a 37º para la Th 31, Velocidad 3. Cuando esté, agregar la ralladura del limón y quitar la temperatura y batir otros 6 minutos, Velocidad 3.
Añadir los ingredientes restantes menos la harina y levadura y programar 3 Minutos Velocidad 2.
Quitar la mariposa Añadir harina, la levadura y remover con la espátula antes de darle los 5 segundos a vel 6, y luego, después de esto, volver a remover con la espátula.
Dejar reposar en el vaso 10 min. mientras precalentamos el horno.
Llenamos las cápsulas de papel o en este caso de silicona una tercera parte y le ponemos un poco de azúcar.
Por cierto que esta vez experimenté un poco, puse unas con papel dentro de una flanera de aluminio (así las hago siempre) y otras en los moldes de silicona, para ver si había diferencia. Hice dos bandejas, las primeras poniendo primero sólo temperatura inferior y a 210º, las segundas todo el rato a 180º y con calor circular.
Podéis ver aquí todas juntas, las de primer plano son las de 180º...con un copete estupendo, las de atrás son las que hice primero y no subieron nada, incluso parte de la masa se cayó a la bandeja. En cuanto al papel y la silicona ninguna diferencia.

Trenzas y Bollos de Leche. Paso a paso.

El viernes me llegó una fantástica caja con distintas harinas de Harinas Santa Rita, iré probando todas pero la primera que he probado ha sido la de fuerza, tenía tantas ganas de usarla que hasta la receta que he hecho ha sido la que venía en el envase. La harina estupenda, ha quedado una masa muy manejable y el resultado ya lo podéis ver, además estaban buenísimos. Lo que más me ha gustado ha sido el envase, son unos tupper muy prácticos, a mi siempre se me rompe el papel y aunque lo metas en un recipiente se termina saliendo mucha harina, además luego se puede reutilizar y es apto tanto para congelador como para microondas.
Ingredientes
200 gr Harina de fuerza Santa Rita
115 gr de Leche
30 gr de Azúcar
30 gr de Mantequilla blanda
2 sobres de levadura seca de panadería (cada uno tenía 4.6 gr)
Azúcar humedecida con agua
Elaboración
Pesamos y preparamos todos los ingredientes.
Calentamos en el microondas un poco la leche y disolvemos la levadura, así será más fácil que se mezcle.
Mezclamos todos los ingredientes.
Y amasamos, yo lo he hecho en la Thermomix, cinco minutos en espiga.
Sacamos la masa y la ponemos en un bol...
Tapamos con papel film y dejamos reposar en un sitio calentito. Como no tenía prisa la deje al lado del radiador y cuando la cogí a las 3 horas o así había levado mucho.
Sacamos la masa, la ponemos en una encimera (ni siquiera he tenido que poner harina), amasamos un poco y repartimos en porciones.
A unas le he dado forma de bollos de leche o suizos, sólo darle forma de panecillo y en la parte superior darle unos cortes con las tijeras.
Podéis añadir a la masa pepitas de chocolate, trocitos de orejones, ciruelas, pasas, etc. Estos sólo tienen por encima azúcar con un poco de agua.
A otras le he dado forma de trenza, dividimos el panecillo en tres tiras, que trenzamos...

Colocamos todas las piezas sobre la bandeja del horno, en la que hemos puesto un papel de horno.
Tapamos y dejamos reposar, este levado con una hora tendrá suficiente.
Yo tenía prisa así que puse la bandeja con el horno a 50º y en unos 10 minutos estaban así...
Pintamos con un poco de leche con suavidad para evitar que se bajen, aunque estos no tienen.
Precalentamos el horno a 220º, introducimos la bandeja y en unos 20 minutos a 180º -200º estarán.
Sacamos, enfriamos sobre una rejilla y listos.
Un suizo de cerca...
y una trenza
y la trenza por dentro para que podáis ver lo esponjosa que está la masa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails